Dominancia hemisférica


Dominancia hemisférica
Hoy toca hablar o escribirles sobre la dominancia hemisférica (seguro los docentes la han escuchado), pues esto no es mas ni menos que una mal interpretación de los estudios de un grupo de investigadores (Roger Sperry, Joseph Bogen y Michael Gazzaniga) donde se dio a conocer el síndrome del cerebro dividido (se caracteriza por una serie de alteraciones en las funciones visoperceptuales, táctiles, auditivas y lingüísticas que demuestran claramente la especialización de funciones que tiene cada hemisferio cerebral).
Si bien el cerebro presenta una asimetría cerebral de la cual Rosselini y Matute describen de la siguiente manera: uno de los conceptos fundamentales de la neuropsicología es el de asimetría funcional de los hemisferios cerebrales. El lenguaje, la memoria, las habilidades espaciales, y en general todas las formas de cognición se alteran en forma diferente en caso de lesiones actividad cognitiva presenta una organización cerebral asimétrica. cerebrales derechas e izquierdas. Esto lleva a suponer que en condiciones normales la Hace ya más de un siglo Dax (1836/1969) y Broca (1863) llamaron la atención sobre la del hemisferio izquierdo producían alteraciones del lenguaje. Desde entonces, surgió el asimetría funcional de los hemisferios cerebrales al demostrar que las lesiones circunscritas concepto de especialización hemisférica. Es decir, existe una participación diferente de cada mano preferida, aquél que maneja las funciones lingüísticas. La predominancia del hemisferio hemisferio en la organización de distintas funciones cognitivas. En 1877 Brown-Sequard le asignó el calificativo de hemisferio predominante o dominante al hemisferio contralateral a la izquierdo y sus características como hemisferio mayor fueron reforzadas posteriormente El hemisferio derecho fue considerado durante décadas como el hemisferio no dominante, por Liepmann (Liepmann, 1900; Liepmann y Maas, 1907), Dejerine (1891, 1892) y Henschen (1925) al definir respectivamente la praxis, la lectura y el cálculo como funciones asociadas con el hemisferio izquierdo, hemisferio menor o simplemente hemisferio silencioso, a pesar de las demostraciones de Jackson desde 1876 sobre su importancia en la organización de las habilidades espaciales. Esto no significa que el trabajo de la cognición se deba encerrar en "el piensa más con el cerebro izquierdo porque es más calculador" o "el piensa más con el cerebro derecho porque es más emotivo", el trabajo de la cognición se realiza en forma global en el cerebro, caso contrario, el cuerpo calloso que une el hemisferio izquierdo (HI) y el hemisferio derecho (HD) seria obsoleto.
No caigamos en este neuromito y no califiquemos a nuestros alumnos como "cerebro izquierdo y cerebro derecho", la mejor técnica de enseñanza-aprendizaje, es donde se aplique la multisensorialidad, trabajando de forma holística los sentidos.